Expolicias confiesan:»La AFI nos pago para sacar del camino a Vidal»

La detención del abogado Marcelo D’Alessio destapó una olla de intrigas y espionaje que no se detiene. Una de las víctimas de esa red que seguía los movimientos de políticos y personas del poder sería la gobernadora María Eugenia Vidal, según se desprende del material en base al cual está investigando el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla. El magistrado cuenta con una carpeta en la cual se ve que D’Alessio seguía los movimientos y los vínculos personales de la mandataria provincial. 

La conexión de D’Alessio servicios de inteligencia se habría dado a través de tres excomisarios: Ricardo BogoliukAníbal Degastaldi Daniel Salcedo. Los tres pertencieron a la Policía Bonaerense. Los dos primeros se encuentran detenidos, mientras que PERFIL trató de comunicarse con Salcedo, pero no hubo suerte. Fuentes cercanas señalaron que podría encontrarse en Ushuaia.

En el caso de Bogoliuk y Degastaldi, ambos fueron señalados por D’Alessio ante Ramos Padilla: afirmó que reportaba a ellos dos. El comisario mayor retirado Bogoliuk se desempeñó orgánicamente en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), tal como admitió el propio organismo. Posee una agencia de seguridad privada y tiene una estrecha amistad con Degastaldi. 

Este último tiene un fuerte peso en la zona de San Isidro, dado que fue el último destino de trabajo que tuvo antes de ser eyectado por presunto enriquecimiento ilícito. Debido a sus antecedentes, solo pudo incorporarse a la AFI como personal transitorio, por lo que no aparece citado en ningún legajo.

 Tal es la amistad de Degastaldi y Bogoliuk que hasta fueron asaltados en un mismo episodio:  El 28 de diciembre de 2010, los excomisarios  fueron sorprendidos en el partido de Moreno. Después de detenerlos en la calle, los ladrones entraron a la casa de Degastaldi y se llevaron tres Rolex, plata, joyas, celulares y computadoras, más el Volkswagen Bora de Bogoliuk y una pistola Glock. Ambos policías habían sido echados de la fuerza bonaerense varios años atrás: Bogoliuk, en 1999, por una presunta sociedad con piratas del asfalto de Mercedes; y Degastaldi, en 2003, por enriquecimiento ilícito.

En el perfil de Bogoliuk, por caso, figuran las fotos de sus vacaciones de enero pasado en Copacabana: hay selfies del exespía junto a su pareja. “Felicidades a los dos!!!!”, les desea Degastaldi, en un posteo anterior al del descanso en Brasil.

Según pudo averiguar PERFIL, estos dos ex policías devenidos en agentes de inteligencia tenían un superior que los coordinaba: Daniel Salcedoex comisario general y ex jefe de la Policía Bonaerense, también sumado a la AFI de la gestión de los macristas Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Existen algunas Lucen ciertas coincidencias llamativas entre estos tres exagentes. Bogoliuk trabajó en seguridad de la Unidad Fiscal AMIA y fue una de las últimas personas con las que habló Alberto Nisman antes de que su cuerpo apareciera sin vida. Su hoy jefe Salcedo fue perito de parte a pedido de Sandra Arroyo Salgado, la ex esposa del fiscal y madre de sus hijas. 

Lo cierto es que la gobernadora Vidal se enfureció al saber que sus movimientos eran seguidos por estos este grupo de parainteligencia. La gobernadora ya le hizo llegar su malestar al Presidente de la Nación. Por su parte, Arribas y Majdalani niegan cualquier vínculo con esta operación. 

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.