Surge carta abierta dirigida al Papa Francisco y causa polémica mundial

Carta de un escritor católico panameño al Santo Padre

Querido Papa Francisco: Te escribo desde Panamá. Me llamo Claudio de Castro. Soy un padre de familia y escritor católico. Terminó la Jornada Mundial de la Juventud y muchas cosas cambiaron en mi país con tu presencia, tus palabras, tus gestos, tus miradas de misericordia. En las redes sociales aún se leen estas palabras: “Regresa Papa Francisco”.

Imagen relacionada

Te vi a lo lejos como muchos, pero te sentí cercano. Los panameños recibimos tus abrazos y tus enseñanzas.

Cuando era niño viví en una provincia costera llamada Colón, donde brilla el sol fuerte en el verano y llueve bastante en el invierno. Solía vivir en frente del Hogar de las Siervas de María. Allí tenían una hermosa capilla donde íbamos a misa en familia (mi papá hebreo nos acompañaba).

Había un sagrario antiguo que sobresalía en el lugar. Las monjas franciscanas del colegio donde estudié me enseñaron el amor a Jesús Sacramentado, oculto en el sagrario. Así fui conociéndolo y nos hicimos grandes amigos.

Disfruto mucho visitandolo en diferentes sagrarios, que sepa que le queremos. Me gusta sorprenderlo.

Te escribo Papa Francisco por “los sagrarios abandonados”, donde nadie o muy pocos visitan a Jesús. No lo hacen porque las Iglesias están cerradas, o ignoran quién habita en el sagrario. Pasan de frente al sagrario sin mostrar un signo de devoción y amor. Y es que no les han dicho o nadie les recuerda: “Allí está Jesús”.

Tengo un amigo sacerdote que era hebreo, Se convirtió luego de ver a un obispo amigo suyo, arrodillarse ante Jesús en el sagrario. Le conmovió este gesto yexperimentó la gracia que lo transformó.

En Penonomé, un pueblo de Panamá conocí a una dulce abuelita, Rosario Arauz de Carrizo, quien una tarde de julio me pidió que escribiera un libro y lo titularía: “El Sagrario”. Le pregunté por qué y respondió: “Me gusta visitar a Jesús en el sagrario, hacerle compañía y me duele verlo tan solo. Quiero que escriba ese libro para que todos sepan qué él está allí, esperándolos, deseando darles las gracias que necesitan en sus vidas”.

Escribí el libro, lo publiqué y se lo llevé. Le hice una entrevista. Te la comparto. Es muy simpática. En ella pide algo extraordinario a los sacerdotes. “Que en sus homilías nos hablen de Jesús Sacramentado, que nos hablen del sagrario”.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.